No existe coche completamente seguro

Hay gran variedad en cuanto a tecnología automotriz y cada vez son más los mecanismos de seguridad que se implementan en los vehículos. Sin embargo, los accidentes de tráfico siguen siendo los que más llenan hospitales, no solo por irresponsabilidad de su conductor, muchas veces son por problemas mecánicos.

Suponiendo que usted vaya conduciendo tranquilamente, los frenos podrían dejar de funcionar ¿cómo hará para detenerlo? Estos se encargan de hacer fricción entre sus elementos, para que el coche se detenga dependiendo de la fuerza que produzca. Al pisar el pedal es presurizado un fluido que lleva la fuerza hasta las pastillas, obligando a la rueda a detenerse poco a poco.

Cuando hay fallas en el sistema de frenos es posible que se deba a la pérdida de una considerable cantidad del líquido de frenos, o pastillas con mucho desgaste. Se puede evitar la pérdida de los frenos, si se le hace la revisión y el mantenimiento respetando sus tiempos reglamentarios, o bien cada vez que acuda al taller por otras razones se puede aprovechar de darles una mirada al sistema de frenos.

Qué hacer ante la falla de los frenos

Ante una situación tan preocupante y peligrosa se debe actuar con calma para no agravar las cosas:

  • Aunque parezca algo muy obvio, retire el pie del acelerador y active las luces de emergencia para alertar a los demás conductores. Algunos por los nervios no se dan cuenta de que siguen presionando el acelerador.
  • Utilice el freno, bombee las veces que sea necesario para activar los frenos ABS (siglas en inglés de Anti lock breaking). Este es un sistema de seguridad de frenos anti deslizantes que evita que se bloqueen las ruedas al momento de frenar.
  • Cambie la velocidad a una más baja si su vehículo tiene transmisión manual. De ser automática hágalo de manera progresiva de “D” a “3” y así sucesivamente hasta llegar al “1”.
  • Jale lentamente el freno de mano.
  • Manténgase atento a la vía para conseguir un área vacía, segura, que sea bastante amplia, y si es posible, inclinada. Esto podría ayudar a que el coche se detenga. Si todavía tiene mucha velocidad evite más que nada algún impacto de frente, esto podría causar lesiones muy graves.

Llegado el momento de cambiar algún elemento del sistema de freno, o incluso otro repuesto a causa de una avería diferente, podría hacerlo usando piezas de segunda mano. Además de ser más económicas que las nuevas, también se encuentran vía Internet, lo que agiliza el proceso de búsqueda y compra.