Consejos para el cuidado de las pizarras blancas

Es importante que cuando tengas unas pizarras blancas en tu empresa les puedas dar los cuidados adecuados a las mismas. A la hora de comprar tus pizarras blancas, lo mejor será hacerlo en la web de www.pizarras-blancas.es, porque es una web especializada que te permitirá conseguir siempre el máximo rendimiento posible.

En todo caso, debes asegurarte de darles a todas tus pizarras los cuidados que estas requieren para que puedas conseguir una gran durabilidad. Por esto, te recomiendo que sigas leyendo este post atentamente y te aseguro que no te vas a arrepentir.

¿Cómo se cuidan las pizarras blancas?

Para que puedas cuidar adecuadamente la superficie de las pizarras blancas, debes asegurarte de seguir unos consejos que serán fundamentales como son:

Realiza los mantenimientos

Las pizarras blancas requieren de un mantenimiento con químicos específicos, el cual se debe realizar por lo menos una vez al mes. Pero, si el uso es muy intensivo lo más aconsejable es que el mantenimiento se haga por lo menos una vez cada 15 días.

Para asegurarte de mantener tu pizarra lo más blanca posible, puedes optar por hacer una limpieza semanal de la misma con una solución de agua y alcohol. Esto te permitirá retirar el exceso de rotulador y mantendrás tu pizarra en buen estado por más tiempo.

Borra correctamente tu pizarra

Dejar residuos de rotulador sobre la superficie de la pizarra es algo que manchará rápidamente la misma. Por este motivo, el proceso de borrado se debe hacer de una forma correcta, y evitar hacerlo cuando el rotulador aún esté húmedo.

Debes comprar un borrador de pizarra blanca de muy alta calidad, que te permita eliminar todos los residuos de rotulador. Siempre debes esperar hasta que el rotulador esté bien seco, porque así evitarás cualquier tipo de inconveniente con estos residuos y las manchas que pueden provocar.

No uses rotuladores permanentes

Los rotuladores permanentes se destacan por tener una mayor concentración de pigmentos y por adherirse fuertemente a la superficie. Estos rotuladores en teoría se pueden retirar de la superficie utilizando algunos químicos, pero no es aconsejable porque la superficie se podría manchar mucho más rápido.

En todo caso, será importante asegurarse de utilizar rotuladores que sean totalmente borrables, y que sean a base de agua. De esta forma, podrás evitar que se queden fijados los pigmentos en la superficie de las pizarras, y así no se producirán manchas que serán difíciles de quitar de la superficie.