CONCEPTOS CLAVE SOBRE EL GOOGLE HACKING

Si lees la palabra Google hacking seguramente a tu mente habrán llegado varias actividades delictivas a realizar en el trasmundo que supone la virtualidad que envuelve internet y todos sus brazos. Bueno, te quedarás más tranquilo si te advertimos que en este caso sólo la cercanía con el término anglosajón es lo que te ha llevado a ese pensamiento.

Google hacking es el término con el que en el mundo informático y de las telecomunicaciones se conoce a la técnica que usa operadores para poder filtrar información diversa en los buscadores del gigante Google. Estos operadores son avanzados ya que de esta moda se podrán localizar cadenas de texto específicas incluidas dentro de esos resultados aparecidos en la búsqueda.

Además de estos operadores, también hay una serie de palabras clave (conocidas como keywords) tanto en inglés como en español que sirven para mejorar estas búsquedas. Estos términos están asociados tanto a los operadores de Google como a las propias palabras de tu búsqueda; así te será mucho más eficaz la búsqueda y el resultado será más satisfactorio.

Los filtros que se utilizan para realizar las búsquedas son específicos y dejan patente su naturaleza. Te lo mostramos con ejemplos para que lo veas por tus propios ojos: la etiqueta para texto principal es ‘intext’, para título ‘intitle’ y para url ‘inurl’. Estas son las más utilizadas, pero hay muchos más.

TIPOS DE OPERADORES

A la hora de practicar esta metodología, uno ha de tener claro qué quiere buscar y qué tipo de operadores quiere utilizar. Si eres nuevo en esto del hacking, no te preocupes: la división de operadores es muy básica. Los operadores se dividen en básicos y compuestos. Los operadores básicos solamente trabajan con órdenes sencillas mientras que los operadores compuestos son capaces de realizar una búsqueda más completa delimitando por campo de acción. Vamos con ejemplos prácticos.

Los operadores básicos trabajan con las siguientes fórmulas: ejemplo | ejemplo (para buscar ambos términos); ejemplo + ejemplo (para buscar dos términos como si fueran una sola palabra); ejemplo – ejemplo (se elimina el término indicado); ejemplo * ejemplo (nos devuelve búsquedas con ambos términos o con sólo unos de ellos); [ejemplo*ejemplo] (búsqueda de términos exactos).

Los operadores compuestos, como comentamos anteriormente, hacen hincapié en la zona de búsqueda del término con el uso de etiquetas como intitle, inurl, intext, allinurl, allintext, site, cache, link y numrange. La fórmula, para todos ellos, es la siguiente: intitle: ejemplo.