HUELGAS DE LIMPIEZA A TUTIPLEN

Si hay algo que hace civilizado al hombre es la limpieza. Fueron los Romanos construyendo el alcantarillado los que hicieron al hombre un poco más civilizado al limpiar las calles de Roma de los desechos humanos y demás inmundicias.

La limpieza es muy importante en cualquier ciudad grande ya que si se permite que los desechos se acumulen las alimañas y todo tipo de roedores infectarán las calles y con ellos se extenderán todo tipo de enfermedades y parásitos.

Desde hace unos años España tiene un problema especial con las basuras, las principales empresas de limpieza que se llevan los contratos públicos de los ayuntamientos amenazan con ERES, con el cierre y en consecuencia de ello dejan de prestar sus servicios, generándose diversos altercados por parte de los trabajadores que dejan de cobrar el trabajo realizado.

El último de estos altercados ha ocurrido en el aeropuerto de Ibiza, un lugar en el que el principal foco económico es el turismo y la mala imagen por la basura acumulada no ayuda nada a fomentarlo. En Ibiza el turismo da mucho dinero a las arcas públicas y no poco, por lo que nadie entiende cómo es posible llegar a esta situación. Tras 4 meses sin pagar a los empleados, estos han ido a la huelga por lo que AENA ha tenido que contratar a una empresa de urgencia para cumplir al menos con los servicios mínimos.

LAS MAYORES HUELGAS MÁS RECIENTES.

La del aeropuerto de Ibiza no es la primera huelga ni será la última, tampoco es la peor de las huelgas. Lamentablemente los servicios de limpieza están constantemente afectados por las huelgas debido, en muchos casos, a la mala gestión pública y/o de las empresas concesionarias.

La huelga del servicio de basuras de Madrid en el año 1993 comenzó con algunas protestas pero finalmente duró 4 días lo que dejó la ciudad sumida en el caos y con las calles repletas de basura. Ese mismo año se retomó la huelga durando en esa ocasión 32 días. Finalmente la empresa concesionaria tuvo que asumir su deuda.

En Andalucía también ha habido huelgas problemáticas. En el 2011 los ciudadanos tuvieron que sufrir los efectos de la huelga del servicio de basuras y en el año 2012 le tocó la misma suerte a los habitantes de Cádiz. Las huelgas duraron en torno a los 20 días y finalmente fueron los ayuntamientos de ambas localidades los que tuvieron que mediar para realizar el pago de las deudas a los trabajadores.

Estos son algunos de los casos más sonados que pusieron la higiene pública en peligro. Finalmente son los ciudadanos, que son los que menos culpa tienen, los que pagan el pato de la mala gestión.