Desguaces a los que la crisis también les afecta

Todos sabemos que la crisis por donde ha pasado no ha dejado títere con cabeza, la verdad que han sido muchas las personas y empresas afectadas, personas que se han quedado sin empleo, empresas que han debido cerrar, y otras que han flojeado tanto que no saben cuando les va a llegar el cierto final. Por desgracia todos en general sabemos cómo las gasta y en mayor o menor medida todos hemos sido testigos de su cruel devastación. Hay quienes piensan que hay empresas que no han salido del todo perjudicadas sino todo lo contrario, empresas como los desguaces o las tiendas de segunda mano al parecer han prosperado, dicen las malas lenguas que gracias a los recambios de segunda mano han sido muchas las personas que han ahorrado y que han podido seguir dando uso a su vehículo por más tiempo, y que de una manera clara han dejado de comprar productos nuevos y quedarse con la segunda mano que es al parecer lo que interesa.

 

Claro eso lo dice la gente desde afuera, pero no sabemos de verdad las dos versiones, ya que algún desguace de coches dice algunas cosas diferentes. Es verdad que gracias a la crisis los desguaces se han visto mucho más crecidos, gracias a ellos sus ventas han generado mucho más dinero, pero al parecer también es verdad que la crisis no les ha venido tan bien como esperaban y la razón no es otra que la propia crisis nunca mejor dicho. Por culpa de los bajos sueldos, el paro, y los problemas económicos nadie piensa ni siquiera se plantea el desecharse de su coche, todo el mundo prefiere acudir a un desguace y darle las oportunidades que hagan falta a su viejo coche, nadie puede comprar un coche nuevo y por ello recurre sin más a lo que hace que pueda ahorrar desde el minuto cero. Que ocurre pues que los desguaces al no entrar coches viejos no pueden quitar  las piezas válidas que tenga  y de seguir así llegará un momento en el que muchos coches no van a encontrar recambios para sus vehículos por lo que nos damos cuenta que la crisis aún sin parecerlo aparece por todos lados como si de un fantasma se tratara. Por suerte para muchos todavía pueden encontrar desguaces en los que la variedad sigue y encontrar piezas es muy fácil.